Saltear al contenido principal

15 Buenas Prácticas para delegar sin perder el control

Me sorprende la cantidad de horas que pasan algunos jefes trabajando en sus oficinas incluso en su hogar, robándole tiempo a su familia.

Tiempo que jamás podrás recuperar y todo por qué? Porque tienes miedo a perder el control.

Soy Liliana Guevara, CEO de ADECIN. Coach y Facilitadora de Aprendizajes para Adultos y Creadora Del programa Delegar sin Perder el Control para Líderes.

Y qué es delegar: es ceder la responsabilidad y autoridad requeridas para llevar a cabo una tarea sin renunciar a la responsabilidad final.

Los 15 secretos para delegar, sin perder el control:

1. Selecciona el empleado adecuado o que quiera desarrollar
2. Brinda confianza en que la persona lo puede hacer
3. Enseñar. Tomate el tiempo necesario para explicar y entrenar al tu colaborador.
4. Verifica sus aprendizajes en tiempo real
5. Supervisa, acompaña y orienta.
6. Corregir los errores apenas son detectados
7. Práctica el seguimiento de abajo hacia arriba
8. Se claro y específico en la actividad asignada.
9. No supongas, siempre valida.
10. Delimita la tarea a realizar
11. Registra la fecha en que se otorga la entrega de la tarea
12. Señala los objetivos y plazos a cumplir en forma clara y precisa.
13. Permite que tu colaborador participe con ideas
14. Brinda reconocimiento a las victorias tempranas
15. Establece, desde el principio, los márgenes de libertad para la toma de decisiones por parte del colaborador.

Que ganas tu delegando, más tiempo para ti y tu familia.
Para los empleados: oportunidad de desarrollar habilidades y recursos para aprender a hacer las cosas bien, incremento en la implicación del empleado en su trabajo, oportunidades de experimentar éxitos y autonomía (autoestima), y oportunidad de ser visible dentro de la organización.

Para la empresa: maximizar la productividad, incremento de la responsabilidad y capacitación de los subordinados, incremento de la velocidad y efectividad de las decisiones, incremento en la flexibilidad de la operación, y preparar más gente para la promoción o rotación de responsabilidades.

Si te gustaron estas Buenas Prácticas en Delegación, comparte y comenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba