Saltear al contenido principal
Si realizaste la evaluación de clima organizacional y eres el responsable de acompañar a los equipos de trabajo a mejorar sus indicadores, nuestro programa de facilitación de conversaciones de equipo, te proporcionará las herramientas que necesitas.

Las organizaciones son un flujo constante de conversaciones, cada interacción de un colaborador con un colega, un cliente, un proveedor o su jefe, es una conversación que edifica, construye, coopera o por el contrario obstaculiza el avance de tareas, proyectos y grandes objetivos.

La calidad de las conversaciones de tu empresa, determina la calidad de las relaciones que se tejen y, por ende, la capacidad de coordinar acciones y trabajar en equipo.

¿Qué se consigue con nuestro programa de Facilitación de Conversaciones de Equipo?
Mejorar el clima laboral, generando entornos saludables y propicios para la productividad.
Descubrir las verdaderas razones de desmotivación de los colaboradores y hacerlos partícipes y responsables de su motivación.
Desarrollar competencias y habilidades para conversar con propósitos constructivos.
Disminuir el impacto de las conversaciones ocultas y de pasillo que afectan el clima laboral y la coordinación de acciones.
Aprender a sostener conversaciones difíciles entre colegas, bajo criterios de transparencia, cuidado y respeto por el otro.
Aprender a reconocer y dar feedback a los miembros de un equipo.
Fortalecer los vínculos de confianza entre colegas y áreas de negocio, favoreciendo el trabajo colaborativo.
Claridad y foco en los objetivos y las tareas.
¿En qué consiste un programa de Facilitación de Conversaciones de Equipo?

Son espacios presenciales de equipo, junto con el líder. Pueden participar desde 2 hasta 100 personas.

Se define con antelación la intención de la conversación, acorde con los resultados de la encuesta de clima laboral.

Adecin facilitará el espacio usando la metodología WORLD CAFÉ, que consiste en propiciar diálogos acerca de preguntas, ideas, caminos de acción y acuerdos.

Adecin genera un aprendizaje colectivo y se consigue una participación cálida y auténtica de los asistentes; pasando del conflicto a la colaboración y de éste a las acciones de mejora del equipo.

Consta de 3 sesiones de 3 horas, con encuentros cada 15 días.

De cada sesión se generará un reporte de aprendizaje, el que va a acompañado por una herramienta de aplicación diseñada por Adecin para la transferencia a la práctica (Reporte de Aplicación Práctica)

En la sesión final diseñamos los acuerdos de equipo y se presentarán los logros de equipo ante el área de gestión humana.

Una sesión virtual de 1 hora de seguimiento con el equipo, a los 30 días de concluido el proceso.

Ellos ya conversaron en equipo y esto lograron:

Yelitza Carolina Vera Alvarez

Jefe Administrativo y Financiero | Fundación Coomeva

“La facilitación de conversaciones por parte de Adecin me permitió aprender mucho de mi equipo, potenciar la confianza, generar espacios para nosotros como equipo y como cuidar de nosotros mismos.

Los facilitadores nos ayudaron ir descubriendo cómo tener un balance de vida laboral y familiar. De esta experiencia valoro mucho de Adecin el respeto, la naturalidad en las conversaciones y la metodología que incluye vivencias, con lo que se logra una compresión. Destaco también la puntualidad.”

Nicolás Alviz Gómez

Jefe Control Técnico | Ingenio Manuelita

“Se cumplieron las expectativas con la intervención de Adecin en la facilitación de conversaciones sobre empoderamiento en mi equipo de trabajo. De la metodología de Liliana Guevara destaco la manera como generó una activa y alta participación del equipo, las interacciones y la dinámica con la que facilitó el proceso.
Esta jornada conversacional me permitió conocer a fondo mi equipo de trabajo y así mismo poder generar acciones prácticas de acuerdo con sus necesidades puntuales”.

Juan Carlos Prado Caicedo

Director de Comunicaciones | Pontificia Universidad Javeriana

“El resultado más importante del acompañamiento de equipo que nos brindó ADECIN fue El haber construido de manera conjunta los acuerdos de convivencia. Esto ha sido clave en las semanas posteriores a la intervención.

Fue un espacio distinto y unas condiciones especiales en las cuales ninguno se siente reprimido para decir lo que piensa y ninguno se deja llevar por sus percepciones particulares, entablando un diálogo constructivo que permite hacer andar las cosas hacia adelante.

Es un ejercicio que periódicamente vale la pena hacer, tanto para medir avances y oportunidades de mejora, como para integrar en la dinámica a los nuevos miembros de los equipos que van llegando.

Con relación a Liliana Guevara ella tiene una experticia demostrada que se traduce en beneficios para los usuarios. Destaco la manera hábil para sortear los distintos momentos del taller en el cual las animosidades y las emociones particulares de los participantes, a veces encontradas, generan tensión en el grupo.

Liliana sabe cómo usar esa energía tensa del grupo para resolución de conflictos y creación de puentes de comprensión, tolerancia y diálogo, logrando impactar positivamente el desempeño del grupo”.

Diana Pérez Martínez

Coordinadora de Archivo | Pontificia Universidad Javeriana Cali

“El aprendizaje más importante después de las conversaciones de equipo fue el desarrollo profesional y personal de mi gente. En mi equipo de trabajo se evidenció un crecimiento individual, mejora del rendimiento y amor por lo que se hace.
Recomiendo este proceso porque mejora notablemente la productividad en el trabajo, las relaciones interpersonales, trabajo en equipo frente a un bien común, permitió el cambio en la forma de ver, valorar y querer lo que se está haciendo.

Liliana Guevara es una persona que transmite confianza, seguridad, profesionalismo, es muy carismática y hace sentir a cada integrante del equipo de trabajo como la persona más importante del grupo. Sus actividades son muy lúdicas, participativas y deja una enseñanza. Es profunda con un mensaje significativo tanto a nivel personal como profesional”.

Volver arriba